viernes, 3 de abril de 2015

Sueños con nombre

Mil y una veces ha repetido Phil Jackson que el plan puesto en marcha para la bestial reconstrucción del plantel neoyorquino tiene su eje central en el próximo verano. La cantidad de jugadores de renombre que se encontrarán sin equipo harán que las oficinas de las distintas franquicias de la NBA echen humo. Los Knicks no serán menos, de hecho, podríamos afirmar con rotundidad que su necesidad es mayor que la de cualquier otro. El baile se antoja complicado y la sucesión de invitados ha de ser digna de un evento de tal talla. Nueva York quiere volver a ser grande y quiere hacerlo a base de jugosas contrataciones.

Sin duda, para poner en práctica el triángulo, se necesita una capacidad de lectura del juego elevada. La llamada basketball IQ es un valor que, con este sistema, se premia sobremanera. No dudamos de que Carmelo Anthony seguirá siendo el patrón de un barco que busca marineros. Otros que podrían continuar son Calderón, Tim Hardaway Jr. y Langston Galloway, sin embargo, en este caso, quedaría gran parte del roster descubierto. El interés se cierne sobre la pintura, donde más pretendientes interesantes encuentra Phil en la agencia libre e, incluso, en el baloncesto universitario cara al draft.

Marc Gasol


Uno de los jugadores que más focos recibirá en la próxima temporada estival. Sus vacaciones estarán plagadas de llamadas de teléfono, ofertas suculentas e infinidad de suposiciones. No es fruto de la casualidad esto, su figura se ha visto elevada de tal manera en los últimos años que muchos le consideran ya el mejor pívot de todo el mundo. De este modo, sabemos que posibles destinos no le faltarán. Los Spurs buscan en él el nuevo Duncan con el que continuar su hegemonía, los Grizzlies continuar en la línea que han marcado en estos años y los Knicks quieren que sea una de las bases sobre las que asentar su futuro próximo. Por ahora, el catalán no descarta a nadie y su hermano ha reconocido haberle informado sobre Phil y el triángulo. ¿Le veremos de azul y naranja?

Paul Millsap

Atlanta Hawks es, a cierre de artículo, el segundo mejor equipo de la NBA y el primero en la conferencia Este. El ala-pívot tiene parte de culpa. Forma con Al Horford una de las mejores parejas interiores de la liga y es un jugador capaz de hacerlo todo. Sabe asociarse sin egoísmo, su juego de pies es envidiable, trabaja en defensa y es capaz de jugar tanto en la zona como en el perímetro. El buen hacer de los de Georgia dificulta su cambio de aires. Si en Playoffs consiguen llegar tan lejos como deberían, probablemente lo más convincente verle de nuevo a las órdenes de Mike Budenholzer. Dure cuanto dure su periplo en la post-temporada, los Knicks mostrarán, indudablemente, interés en él.

LaMarcus Aldridge

Con Damian Lillard forma una pareja letal. A base de descaro han logrado ser un rival a tener en cuenta en la mitad oeste. En esta nueva era, su techo está en semifinales de conferencia, pero han hecho recuperar la esperanza a Oregon, que veía en los Blazers a una franquicia algo huérfana desde principios de siglo. La mala suerte se cebó con ellos (recordemos las lesiones de Roy y Oden), pero su presente difiere mucho con ese pretérito del que hablamos. Sin embargo, poniendo los pies en la Tierra, debemos reconocer que llegar a las finales se antoja harto complicado. En un jardín en el que crecen los enanos, la continuidad del éxito Spur se ve amenazada por Golden State Warriors, Grizzlies y Rockets entre otros. Por lo tanto, si el ala-pívot quisiera dar un paso adelante y buscar un proyecto ambicioso, no sería descabellado que saliera de Portland.

También se postula como candidato a interior de los nuevos Knicks el actual power-forward de los Pistons, Greg Monroe, que podría salir de una franquicia que ve en Drummond la figura interior que tome el poder del futuro en Detroit. Otros, como Kevin Love, tienen opción a otro año más de contrato, pero en el caso de no ejercerla, el Maestro Zen pondrá su radar sobre ellos. No podemos obviar a los jóvenes que hoy se forman en la NCAA. Jahlil Okafor o Karl-Anthony Towns son sólo algunos de los futuros profesionales cuyo mañana podría estar en la gran manzana. (Estos ya fueron analizados aquí). 

¡Gracias por dedicarme un momento! (@Gersace_)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada